Trasplantes de riñón y páncreas

Dígale adiós a la diálisis y de la bienvenida al resto de su vida

Encuentre la ayuda que tanto necesita. Un trasplante de riñón o páncreas puede ayudarle a recuperar una vida extraordinaria, permitirle dejar la diálisis, regresar a su trabajo, vivir más y, lo más importante, estar presente para su familia.

Trasplante de riñón

No tiene que sufrir. Sabemos que tener una disfunción renal es molesto, incómodo y doloroso. Es probable que tenga que tomar medicamentos, hacer dietas especializadas, restringir lo que bebe, contar con supervisión médica e, incluso necesitar diálisis si padece una enfermedad renal crónica.

Si siente que el tratamiento que está realizando no le funciona o se encuentra en la etapa terminal de la enfermedad renal, su nefrólogo podría remitirlo a UCHealth para evaluar si un trasplante de riñón es conveniente para usted.

El trasplante de riñón puede permitirle recuperar su vida, sin necesidad de someterse a diálisis ni tener que restringir los alimentos y las bebidas que ingiere.

Queremos que se sienta tranquilo. Seguramente tenga muchas inquietudes y miedos ante una operación de esta magnitud.

Lo más importante es que se informe y que sepa que no está solo: un equipo de profesionales estará a su lado para guiarlo en cada paso del camino. Gracias a los grandes avances tecnológicos, hoy día un paciente trasplantado tiene muchas más posibilidades de vivir una vida completamente normal.

Además, en UCHealth realizamos estudios constantes para reducir al mínimo la posibilidad de rechazo de órganos y mejorar los resultados.

La diabetes ocurre porque el páncreas no trabaja adecuadamente y no produce la cantidad suficiente de insulina que el cuerpo necesita. Esto eleva el azúcar en el cuerpo a niveles poco saludables. Si padece diabetes tipo 1 y no puede controlarla con un tratamiento tradicional, o padece algunos de los casos de diabetes tipo 2, un trasplante de páncreas puede ayudarlo a recuperar su salud.

Evaluación para trasplante de riñón y páncreas

Primer paso: evaluación

El primer paso para ser considerado como candidato para recibir un trasplante es programar una evaluación de trasplante con nuestro equipo. La cita de evaluación le llevará un día completo e incluye:

  • consultas individuales con miembros del equipo de atención médica, incluidos el nefrólogo, el cirujano, la enfermera coordinadora, la trabajadora social y la coordinadora financiera
  • una revisión completa de sus antecedentes de salud y de registros médicos, junto con un examen físico
  • análisis de sangre que incluirá el grupo sanguíneo
  • tomografía computarizada de las arterias y venas
  • tras pruebas, como, por ejemplo, una radiografía de tórax para verificar la función pulmonar, un electrocardiograma para evaluar la función cardíaca y posiblemente una prueba de esfuerzo farmacológica

Antes de venir a su cita de evaluación, asegúrese de haber realizado los exámenes apropiados en función de su edad (por ejemplo, una colonoscopia en los hombres y una mamografía y Papanicolaou en las mujeres) y de traer copias de los resultados. También le recomendamos venir acompañado de un familiar o amigo; estas citas son largas y ellos pueden brindarle apoyo al hacer preguntas y tomar notas.

Le asignaremos una enfermera coordinadora de trasplantes específica que estará disponible para después de la cita de evaluación y durante el proceso de trasplante.

Un grupo de especialistas se encargará de evaluar su caso

Revisión multidisciplinaria

Para poder recibir un trasplante de riñón o páncreas, debe cumplir ciertos requisitos y someterse a pruebas específicas. Luego, un panel de especialistas del Comité de Selección de riñón y páncreas analiza su caso particular. Este comité está conformado por el equipo de cirujanos, enfermeras, trabajadoras sociales, farmacéuticos y nutricionistas que participará en su trasplante de riñón o páncreas. El comité evaluará si el trasplante es seguro para usted y diseñará un plan de atención para después del trasplante. La enfermera coordinadora del trasplante le comunicará la decisión del comité y los pasos a seguir.

Si reúne los requisitos para un trasplante de riñón o páncreas, su nombre e información clínica pertinente se ingresarán en la base de datos de la Red Unida para el Intercambio de Órganos (UNOS, por sus siglas en inglés). Así, aparecerá en la lista de espera para recibir un riñón o páncreas. Este sistema garantiza que la distribución de órganos en todo el país sea justa y equitativa. Una vez que su nombre es incluido en la lista, el tiempo de espera puede ser de varios meses a varios años. Conseguir el órgano de un donante en vida es una manera más rápida de recibir un trasplante de riñón o páncreas.

Doctor hablando con la dama

Ahora sí, prepárese para recibir un trasplante de riñón o páncreas

Prepárese manteniéndose saludable y en forma

Estar en la lista de espera para recibir un trasplante de riñón o páncreas no significa sentarse a esperar, sino todo lo contrario. Significa mantenerse saludable y hacer la mayor cantidad de actividad física posible. Esto lo ayudará a sobrellevar la cirugía y la recuperación de mejor manera. Pero no sólo eso, también debe:

  • tomar ciertos medicamentos
  • seguir la dieta y el ejercicio que indique el equipo de salud
  • no fumar
  • asistir a las consultas con el equipo de salud
  • participar en actividades saludables, como pasar tiempo con familiares y amigos\

Madre e hija cocinando

Al acercarse el día del trasplante, prepare la maleta para la estadía en el hospital y coordine el transporte que necesitará para llegar y retirarse del hospital.

Cirugía de trasplante de riñón

Durante la cirugía de trasplante de riñón, usted estará bajo anestesia general y el equipo quirúrgico vigilará su frecuencia cardíaca, presión arterial y nivel de oxígeno en la sangre. El cirujano de trasplantes realizará una incisión a un lado y en la parte inferior del abdomen y colocará el riñón donado dentro de su cuerpo. Sus riñones permanecerán en su lugar, a menos que estén causando presión arterial alta, cálculos renales, dolor, infección u otras complicaciones. El cirujano unirá las arterias y venas del riñón donado a las del abdomen y conectará el uréter del riñón donado a la vejiga.

Hay dos tipos de trasplantes:

Trasplante de donante fallecido

En el trasplante de un donante fallecido se utiliza el riñón de una persona que tuvo muerte cerebral o muerte cardíaca. Una vez que lo han aceptado como candidato para recibir un trasplante, su información se compartirá con la UNOS. Cuando haya un riñón compatible, se programará la cirugía de inmediato. La espera de un riñón compatible depende de varios factores, por ejemplo:

  • el tiempo que su nombre lleva en la lista de espera
  • el grupo sanguíneo
  • la compatibilidad de tejidos

Si comenzó las sesiones de diálisis aun antes de que su nombre se agregara a la lista de espera, el tiempo de espera comenzará desde el momento en que empezó a realizarse diálisis. Hemos confirmado que esta es la manera más objetiva y uniforme de medir el momento en que las personas necesitan un trasplante de riñón.


Trasplante de donante vivo

Más del 40% de todos los receptores de un trasplante de riñón en UCHealth recibe el órgano de un donante vivo. Con esto se elimina el período de espera de un nuevo riñón, se reduce el riesgo de rechazo del órgano y, en general, se mejoran los resultados finales. Si lo aprueban para recibir un trasplante, cualquier persona interesada en donar puede realizar una llamada para verificar su compatibilidad como donante.


Cirugía de trasplante de riñón

­Durante la cirugía de trasplante recibirá anestesia general. Esto significa que estará completamente dormido. No se preocupe; durante este tiempo, el equipo de médicos supervisará de manera permanente el ritmo cardíaco, la presión sanguínea y los niveles de oxígeno en sangre. El cirujano realizará un corte en la parte inferior de uno de los lados de su abdomen y colocará el riñón donado en su cuerpo, dejando sus propios riñones en su lugar, a menos que estos ocasionen presión alta, piedras, infecciones u otras complicaciones. Después, conectará las venas y arterias entre el abdomen y el riñón donado, y la uretra al riñón donado.


Más información: donación de riñón en vida

Si tiene un donante vivo que no es compatible con usted debido a su tamaño o grupo sanguíneo, o si ambos desean ayudar a que más personas reciban un trasplante, tenemos un programa muy activo de “donación pareada”. Mediante este tipo de donación, identificamos pares de donantes vivos con receptores compatibles para que puedan intercambiar riñones. Participamos en programas nacionales de intercambio, así como en programas internos, y llevamos a cabo un gran número de trasplantes exitosos todos los años beneficiando a donantes y receptores en los Estados Unidos.


Cirugía de trasplante de páncreas

Existen diferentes tipos de trasplante de páncreas, entre ellos:

  • Trasplante de páncreas solo, o trasplante de páncreas solitario.
  • Trasplante combinado de riñón y páncreas. Para personas con diabetes que tienen o están en riesgo de insuficiencia renal.
  • Trasplante de páncreas después del trasplante de riñón. La espera para un riñón y un páncreas donante al mismo tiempo puede ser prolongada. En estos casos, podríamos recomendar un trasplante de riñón primero. Muchos receptores pueden recibir un riñón de un donante vivo. Una vez que haya un donante de páncreas disponible, recibirán el trasplante de páncreas.

Una experiencia inigualable para el donante y el receptor

Es probable que no lo sepa, pero una persona viva puede donar uno de sus órganos no vitales y continuar viviendo una vida plena.

Cuando una persona adulta decide ser un donante en vida, dona uno de sus dos riñones o parte de su hígado a un paciente con insuficiencia renal o enfermedad hepática terminal. Por lo general es la pareja, algún miembro de la familia o del círculo de amigos quien se ofrece a donar un órgano, pero también es posible donar un órgano sin conocer quién será el beneficiario.

mujer hablando con un miembro del personal de la clínica

Las personas que donan en vida uno de sus riñones viven vidas perfectamente normales con uno solo. Lo mismo se puede decir de los donantes en vida del hígado. El hígado se regenera y funciona normalmente luego de la donación.

Si está pensando en donar uno de sus órganos, programe una cita con el personal del Centro de Trasplantes de UCHealth. UCHealth dirige el programa líder en trasplantes de órganos en la región de Las Rocallosas.

¿Quiere empezar el proceso de donación?

Haga clic en el botón de abajo para responder nuestro cuestionario confidencial en línea. Toda la información que nos brinde será usada por el equipo encargado de donaciones en vida para evaluar minuciosamente su historial médico y asegurarse de que la donación sea una opción segura para usted. Solo el personal del equipo de donaciones en vida verá la información que nos suministre.


Proceso de evaluación de un donante en vida

Antes que nada, debe saber que no hay nada más importante que su bienestar.

Después de completar la evaluación inicial, nuestro equipo de donación en vida revisará el cuestionario y conversará con usted acerca de los pasos a seguir en el proceso de evaluación de un donante en vida. Luego se llevará a cabo el examen preparatorio, que puede incluir análisis de sangre y orina. Se examinarán los resultados y se llamará al donante para realizar una evaluación con el equipo de donación en vida.

La evaluación transcurre durante dos días e incluye la consulta con un médico especialista en donaciones en vida, un cirujano, la enfermera coordinadora y la trabajadora social, junto con el nutricionista y el farmacéutico especializados. Al donante en vida se le asigna un supervisor, cuyo rol es independiente del equipo de trasplantes y que se ocupa del bienestar del donante, la protección de sus intereses, sus derechos y decisiones. Durante la evaluación se realizarán más exámenes para asegurarnos de que la donación en vida sea una opción segura para usted. Le recomendamos venir acompañado de un familiar o amigo cercano que pueda brindarle apoyo y consejo, y se asegure de que respondan a todas sus preguntas.

Antes de venir a su cita para la evaluación, asegúrese de haber realizado los exámenes apropiados en función de su edad (por ejemplo, una colonoscopía en los hombres y una mamografía o Papanicolaou en las mujeres) y de traer copias de los resultados correspondientes. Todos los donantes en vida deben comprometerse a realizarse pruebas de seguimiento a los seis meses, un año y dos años después de la donación. Si decide ser donante en vida y salvar la vida de otra persona, nuestro equipo de donación en vida está listo para brindarle toda la ayuda que necesita para descubrir si es una opción segura para usted.


Donante de riñón

Proceso de evaluación de un donante en vida de riñón

Tenemos dos riñones, pero nuestro organismo puede funcionar normalmente con solo uno. Después de donar un riñón, el otro crece y funciona por ambos.

Recibir el riñón de un donante en vida tiene muchos beneficios:

  • Elimina el período de espera y el impacto negativo que esta espera tiene en la salud del receptor.
  • Las cirugías se pueden programar para un horario y un día que sea cómodo para el donante y el receptor.
  • Si el donante es pariente de sangre y compatible genéticamente con el receptor, el riesgo de rechazo disminuye.
  • El riñón de un donante en vida generalmente funciona antes que el de una persona fallecida.
  • El riñón de un donante en vida puede durar más que el de un donante fallecido.
  • Para los donantes de riñón ofrecemos cirugías de donación por laparoscopía que, por lo general, tienen estadías hospitalarias más breves y recuperaciones más rápidas y menos dolorosas.

Requisitos para ser donante

  • Tener más de 18 años
  • Estar en excelente estado físico y mental
  • Estar dispuesto a donar sin coacción, sin sentirse forzado o haber recibido una oferta o incentivo financiero
  • No tener problemas médicos que comprometan la situación del donante antes, durante y después de la donación

Donación pareada

La “donación pareada”, también conocida como “cambio” o “intercambio”, ofrece más alternativas a los donantes y receptores. Muchos donantes en vida se ofrecen como voluntarios, pero no reúnen las condiciones para donar a la persona elegida. La donación pareada crea opciones para parejas de donantes y receptores, ya que pueden participar en intercambios que permiten aumentar la cantidad de pacientes trasplantados. Nuestro programa participa en programas nacionales de intercambio, así como en programas internos, y lleva a cabo un gran número de trasplantes exitosos todos los años a través del sistema de donación pareada. Sí, por supuesto que existen riesgos asociados a la donación de un órgano, pero la gran mayoría de los donantes de riñón vuelven a vivir vidas normales y sin restricciones.

Complicaciones

  • sangrado
  • coágulo de sangre
  • fugas u obstrucción del tubo (uréter) que une el riñón con la vejiga
  • fallo o insuficiencia orgánica
  • dolor
  • entumecimiento
  • hernia en la herida
  • íleo

Riesgos

  • reaparición de la enfermedad renal después del trasplante
  • infarto de miocardio
  • accidente cerebrovascular
  • muerte


Infección

Los medicamentos antirrechazo inhiben su sistema inmune, dejándolo más vulnerable a contraer infecciones, particularmente en el riñón o el páncreas. Para ayudarlo, le recomendamos que:

  • se lave las manos y cepille los dientes y las encías frecuentemente
  • cuide la piel para evitar razguños y heridas
  • evite reunirse con personas enfermas y las multitudes

Rechazo

Incluso si existe la mejor compatibilidad posible entre usted y el donante, su sistema inmune podría reaccionar ante el nuevo riñón o páncreas como un cuerpo extraño e intentar atacarlo y rechazarlo. Este riesgo es más probable inmediatamente después del trasplante y se irá reduciendo con el tiempo. Deberá tomar medicamentos inmunosupresores para inhibir su sistema inmune. Estos medicamentos podrían tener efectos secundarios, y lo más probable es que deba tomarlos de por vida.

Atención posquirúrgica tras un trasplante de riñón o páncreas

Si bien un trasplante de riñón no es una cura, a menudo trata con éxito la enfermedad renal y le permite volver a un estilo de vida saludable y activo. Una vez trasplantado, el nuevo riñón filtrará su sangre y ya no necesitará diálisis.

Su recuperación

Permanecerá en el hospital entre tres días a siete días para que podamos monitoriarlo en busca de complicaciones. Continuaremos monitoreando su  función renal de cerca durante algunas semanas para asegurarnos de que su cuerpo no rechace el riñón donado. Para evitar este rechazo, deber tomar medicamentos inmunosupresores (o antirrechazo). Realizaremos análisis de sangre frecuentes y podríamos ajustar los medicamentos según sea necesario.

Haremos controles frecuentes a medida que vaya recuperándose. Los medicamentos antirrechazo que deberá tomar para inhibir el sistema inmune lo harán más vulnerable a contraer infecciones. Para protegerlo, podríamos recetarle medicamentos antibacterianos, antivirales y anifúngicos.  Tome todos los medicamentos exactamente según las indicaciones del médico.  Su cuerpo puede empezar a rechazar el riñón donado, aunque olvide tomar solamente una dosis.

hombre mayor y mujer tomados de la mano caminando